Archive for 28 enero 2011

h1

Educar en positivo: Una perspectiva diferente de ver la vida

enero 28, 2011
Por Jennifer Ayala

Tomando a la educación como un proceso de adquirir conocimientos y habilidades, desarrollar destrezas y potenciar actitudes, es importante que todos los actores involucrados centren su accionar en lograr tanto los objetivos individuales como los de conjunto. En esta tarea, debe surgir de forma natural o espontánea un pensamiento positivo que involucre tanto a estudiantes como a maestros.

 

“Educar en positivo” implica las siguientes acciones:

  • Premiar conductas favorables, en lugar de castigar malos comportamientos.
  • Reconocer fortalezas, en lugar de criticar debilidades.
  • Convertir a las debilidades en oportunidades de crecimiento.
  • Prevenir acciones, antes que corregir.
  • Promover las conductas deseadas, en lugar de prohibir las no deseadas
  • Hablar las debilidades en privado, en lugar de hacerlas del conocimiento público.
  • Formar hábitos, en lugar de crear apatía ante actividades.
  • Fomentar el pensamiento en el presente y futuro, antes que pensar en errores del pasado.

 

Cuando se inicia la educación en positivo, la vida se ve de una perspectiva diferente. No solo cambia la vida del maestro o del alumno en el aula, sino que transforma su comportamiento con los demás.

Para llegar a este nivel, se debe aplicar el pensamiento opuesto, que consiste en llenar nuestra mente de imágenes exitosas, favorables, y alejar de ella las ideas negativas.

Por lo tanto, deben surgir conductas específicas desde los maestros para que estas sean transmitidas a los estudiantes.

  • Cambiar la forma de ver las cosas: Cuando un estudiante se comporta de forma incorrecta es la oportunidad de enseñarle, de hacerlo crecer.
  • Cambiar la forma de hablar: Se deben elaborar frases afirmativas, no negativas, por ejemplo, “Mantener el aula limpia, fresca y ordenada” en lugar de “No botar la basura en el piso”.
  • Cambiar la forma de etiquetar a los estudiantes: Existe siempre una tendencia de definir a los estudiantes con ciertas actitudes, por ejemplo, “el desordenado”, “el relajo”, “el mal portado”, “el sucio”, “el callado”, porque el alumno termina creyéndose la aseveración y adoptando como normal el comportamiento.
  • Autocontrol: Esto permite tomar las decisiones correctas en el tiempo adecuado para hacerlo y ser asertivo.

Por otro lado, este modelo no solo aplica a docentes y estudiantes, puede ser tomado como un estilo de vida por parte de todo tipo de persona. Se puede iniciar el pensamiento positivo en el hogar, escuela, oficina, gimnasio, supermercado, en fin, en todo lugar.

Y es que cuando padres, hijos, maestros, alumnos, vecinos, empleados, jefes, autoridades, se convierten en personas positivas y proactivas, en búsqueda de soluciones y no de problemas, se inicia un ciclo de convivencia único que permite el desarrollo del ser humano en plenitud.

h1

El atractivo de la fusión entre redes sociales y educación

enero 27, 2011
Por Jennifer Ayala

Al hablar de las redes sociales, muchas personas aseguran que son una pérdida de tiempo, y que conforman la parte de la tecnología que retrasa las actividades del ser humano.

Para el caso de la educación, existe todavía el desconocimiento que las redes sociales pueden convertirse en un eficaz medio de comunicación entre estudiantes, maestros y padres de familia, entre otros beneficios que las hacen ser consideradas como herramientas útiles para todos.

En primer lugar, se debe reconocer que es muy difícil mantener contacto entre un grupo grande de alumnos con sus maestros, o peor aún entre alumnos y una institución. En este sentido, las redes sociales como Twitter y Facebook dejan la puerta abierta para la creación de grupos y comunidades en donde se pueden compartir contenidos, fotografías, videos, enlaces, en fin, todo aquello que facilita la comprensión de los temas de clase.

Por otro lado, existe otra herramienta que también puede difundirse mediante las redes sociales: Un blog especializado de enseñanza. Desde aquí el maestro puede dirigir a sus alumnos hacia información útil y veraz, puesto que en el internet hay miles de ventanas y páginas que tratan de diferentes temas, pero que pueden causar desinformación. Por lo tanto, un blog de enseñanza facilitaría el proceso de búsqueda para los estudiantes, y los enfocaría en temáticas específicas.

También pueden crearse grupos de trabajo guiados a través de una red social, grupos que pueden ser abiertos o cerrados según se considere, pero cuyo fin sea suministrar información correspondiente a la materia. Además, pueden hacerse grupos de clase para tutorías, avisos, interacciones sobre un tema determinado, designación y explicación de tareas, etc.

Es importante agregar que no solo es eficaz el utilizar una red social para la comunicación entre maestros y alumnos, sino que funciona para entablar interacción directa entre docentes. Se puede trabajar entre quienes imparten una misma materia, por grados o niveles, o por departamentos. Lo importante es que implica organización de forma que contribuya al trabajo de todos los profesores.

Con respecto a los riesgos que pueden existir en la inmersión de la educación en las redes sociales se puede decir que el administrador de los grupos o redes tiene toda la propiedad de eliminar contenidos inapropiados y de configurar la privacidad del grupo como le sea favorable para sus integrantes; por lo que se puede controlar la información que ahí se emite.

Otro punto de controversia es la inserción de niños de cortas edades al mundo virtual. Los padres de familia e incluso los mismos maestros consideran que no es bueno dirigirlos hacia el uso de la web 2.0, basándose en que el internet es una ventana hacia experiencias que no van acordes a sus edades; esta premisa es correcta, pero es por ello que los adultos son vitales en la labor de dirigir a los infantes dentro del internet.

Hoy en día nadie es experto en redes sociales, por eso es de gran importancia que los educadores y padres de familia entren y conozcan de este nuevo mundo, un portal abierto al que todos pueden entrar, y donde niños y jóvenes viven sus actividades diarias.

En el Colegio García Flamenco tenemos el objetivo de permanecer y crecer como educadores dentro de las redes sociales, y además queremos formar tanto a padres como a docentes para que se familiaricen con la etapa del mundo digital. Para ello impartiremos un diplomado sobre “Redes Sociales y la Educación” que busca informar sobre temas como las reglas de la web (Nettiqueta), administración de contenidos y manejo de conversación usando AIKIDO verbal, el ciclo de innovación tecnológica, la Generación “C”, Huella digital – Riesgos y oportunidades, entre otros temas que son realmente importantes de conocer para todos aquellos que buscan lo mejor para toda la comunidad educativa.

Para mayor información sobre los diplomados, dé click aquí.

h1

5 claves para organizar tus actividades diarias

enero 27, 2011
Por Jennifer Ayala

Cuando se trata de la organización, es necesario establecer elementos clave que permitan cumplir con todas las actividades cotidianas, aprovechando al máximo el tiempo con el que se cuenta.

Es por ello que he decidido resumir las recomendaciones en 5 puntos esenciales:

1.     Escribir todas las actividades que se deben realizar: Esto ayuda para tenerlas presente y que no se olvide ningún detalle de las mismas.

2.    Ordenarlas por prioridades: Esto no significa que hayan materias o cosas más importantes que otras, sino que se debe valorar según la urgencia o la proximidad.

3.    Planificar el tiempo para cada actividad: Es decir, planear cómo vamos a ejecutarlas, el orden que tendrán y el tiempo que tomará realizarlas.

4.    Distribuir el tiempo de forma flexible: Pues siempre pueden existir cambios de último momento.

5.    Hacer un mapa mental de la lista total de actividades: Esto implica que aparte de escribir las actividades dentro de una agenda, de manera personal se tenga un mapa de lo que se debe hacer, esto permite realizar todo lo estipulado.

Por último también se recomienda evaluar al final de la jornada qué fue lo que imposibilitó la realización de cierta acción, o que fue lo que permitió el éxito de una tarea.

 

h1

En búsqueda de la Excelencia Académica

enero 25, 2011
Por Jennifer Ayala

Muchos centros educativos dentro de sus fundamentos institucionales colocan a la excelencia académica como el eje que guía todas su accionar.

Pero, ¿qué implica la Excelencia Académica?

En primer lugar es importante definir qué significa la frase “excelencia académica”. La excelencia es dar el nivel máximo de calidad, y para el caso se traduce en dar el nivel máximo de calidad académica.

Siguiendo con esta definición, pareciera que la excelencia académica solamente se logra con el trabajo de una institución. Sin embargo, están implicados dentro de este quehacer tanto padres, maestros y alumnos.

El padre de familia tiene la responsabilidad de apoyar a sus hijos en su formación personal, hacer de ellos personas de bien, con carácter, entes proactivos, etc., y tienen la misión de elegir el centro educativo que más llene sus expectativas y deseos de enseñanza para sus hijos.

Por su parte, los maestros tienen el compromiso de preparar cuidadosamente sus clases, de forma que toda su experiencia y conocimientos estén ahí incluidos; además, deben exponer con claridad todas sus ideas, asignar actividades acordes al alumnado, y como un objetivo más personal, buscar la continua superación.

En el caso de los alumnos, su disposición a aprender es uno de los elementos esenciales, siempre debe existir en ellos la curiosidad, la capacidad de asombro, el análisis crítico, la habilidad de poner en práctica sus conocimientos, el desarrollo de la imaginación a través de la lectura, pero sobre todo el compromiso con las oportunidades que se les presentan.

Por lo tanto, la excelencia académica no recae sobre un solo elemento. Son muchos los actores que se involucran en este proceso. Lo importante es saber que en la búsqueda de la excelencia debe existir un ambiente de respeto, libertad, entrega y sana competencia, que permita al ser humano aceptar todos los retos y oportunidades que se le presentan.

h1

La etapa que marca el desarrollo y éxito de toda una vida: La infancia

enero 20, 2011
Por Jennifer Ayala

Luego de haber leído la nota “Carta de padre a hijo”, compartida por una madre de familia en el facebook del Colegio García Flamenco, renació en mi mente la idea de escribir sobre la importancia que juega el papel de los padres en la educación y desarrollo de sus hijos.

Uno de los desafíos más difíciles en la vida es ser padre o madre, es una actividad única que cambia la vida a cualquier persona. El tener en nuestras manos la vida de otro ser humano, y la responsabilidad de darle sentido, nos convierte en continuadores de la obra de Dios.

Dentro de la cabeza del padre o madre siempre ronda la idea de brindar todo lo mejor a sus hijos, de darles protección, un hogar, comodidades, en fin, todo aquello que probablemente no tuvimos y que no queremos que les falte a los que más amamos. Y dentro de “darles lo mejor” también se incluye el brindarles una educación integral y proporcionarles las herramientas necesarias para desenvolverse en la sociedad.

Es por ello que inculcarles valores desde muy pequeños es una prioridad, y es que lo que se aprende y cultiva desde temprana edad, nunca se olvida. La bondad, obediencia, el respeto, la generosidad, amistad y el amor de la naturaleza son de los valores que más se infunden en los niños.

Estas actitudes y reglas conductuales indican cómo comportarnos acorde a lo socialmente aceptado. El aprendizaje de estos valores radica en la convivencia del niño con otros, es ahí donde aprenden lo que está bien y lo que está mal, formas de actuar, hablar y de reaccionar ante diversas situaciones. Por lo tanto, dar un buen ejemplo es una acción fundamental si queremos que nuestros hijos se comporten de una forma determinada.

Cuando ya es la edad de dejar el hogar e ir al colegio, debe dársele continuidad a todo aquello aprendido, es aquí donde es vital el rol que juegan los maestros en la profundización y cultivo de otros valores más, que con el paso del tiempo hacen de ellos mejores seres humanos; por lo que la elección del centro de estudios de nuestros hijos debe ser una decisión importante, pues influyen de gran manera en la formación integral y en el seguimiento de la labor parental.

Tengo la convicción que cuando una persona fue educada desde la infancia con valores, al llegar a grande siempre sigue la línea de lo correcto. Puede ser que en ocasiones se desvíe del camino, sin embargo, todos cometemos errores y es de humanos rectificar.

Por lo tanto, al sentar bases firmes y sólidas, los padres tienen la convicción y el orgullo de que sus hijos en el futuro serán líderes en las actividades que realicen, personas reconocidas y con éxito, pero sobre todo seres humanos integrales que cumplen su propósito de vida.

 

h1

10 estrategias esenciales que garantizan el buen rendimiento académico

enero 17, 2011
Por Jennifer Ayala

1.     Tener un hábito de estudio: Esto garantiza el éxito académico porque permite la organización estricta del tiempo que se le dedica al trabajo escolar.

2.    Hacer una lectura diaria del material aprendido en la clase anterior: Esto ayuda a tener presente los contenidos y a resolver dudas sobre conceptos no entendidos en clase.

3.    Buscar las palabras desconocidas: Esto ayuda a comprender más el contenido y ampliar el vocabulario.

4.    Hacer uso de la biblioteca y del material en internet: Esto porque amplía las fuentes de consulta haciendo el aprendizaje más completo.

5.    Asistir a todas las clases: Esto permite seguir el hilo del contenido visto en clases, poner atención y tomar apuntes de todos los temas.

6.    Formar grupos de estudio: Esto sirve para comentar temas vistos en clases, proponer ejemplos, hacerse preguntas entre los integrantes del equipo, etc.

7.    Organizar una agenda académica: Para determinar el tiempo justo a dedicar a cada actividad.

8.    Alimentarse bien diariamente: “Barriga llena, corazón contento” y se puede agregar: “y mente atenta para aprender”.

9.    Definir un lugar de estudio: Este lugar debe contar con las condiciones necesarias como luz adecuada, ventilación, y que esté lejos de distracciones de cualquier tipo.

10.  Leer: La lectura es una fuente de conocimientos, ayuda a recrear la imaginación, aumenta el bagaje cultural, perfecciona el lenguaje, entre muchos otros beneficios.

h1

Participación en la vida escolar de sus hijos

enero 13, 2011
Por Jennifer Ayala

 

Cuando se trata de educación, es importante recordar que constituye un pilar fundamental en la formación de todo ser humano. Es por ello que al estar los padres involucrados en este proceso, se logran objetivos concretos, teniendo los estudiantes mayores probabilidades de mostrar aptitudes, mejorar comportamientos, obtener notas altas, entre otros logros relacionados a su desarrollo integral.

A continuación se encuentran algunos consejos sencillos para lograr involucrarse en la vida escolar de sus hijos:

 

1.     Ayude a sus hijos con las tareas: Muy probablemente no maneje todos los temas de los que se habla en clase o no los recuerde, pero puede apoyarlos con la realización de sus actividades, interpretando libros de texto, ayudándolo a buscar información en bibliotecas o en internet, o simplemente transmitiéndoles una actitud positiva hacia el estudio.

2.    Conozca al maestro de sus hijos: Darse el tiempo para conocer a algunos de los maestros es muy importante, pues permite entablar comunicación con ellos e identificar las fortalezas o debilidades que pueden tener los estudiantes.

3.    Asista a las actividades del colegio: Dentro de la calendarización del año escolar se incluyen actividades como los intramuros, reuniones con maestros (tutorías), casas abiertas, entre otras en las cuales es necesaria su presencia, sirviendo además estas actividades como una distracción de la rutina diaria.

4.    Platique con sus hijos: Es importante que exista comunicación entre padres e hijos, pregúnteles cómo estuvo su día, qué es lo nuevo que está aprendiendo, qué hace en recreos con sus compañeros, quiénes son sus amigos, en fin, involúcrese en todo lo que hace, pues la etapa escolar solamente se vive una vez y es importante que como familia se viva de una manera única.