h1

La etapa que marca el desarrollo y éxito de toda una vida: La infancia

enero 20, 2011
Por Jennifer Ayala

Luego de haber leído la nota “Carta de padre a hijo”, compartida por una madre de familia en el facebook del Colegio García Flamenco, renació en mi mente la idea de escribir sobre la importancia que juega el papel de los padres en la educación y desarrollo de sus hijos.

Uno de los desafíos más difíciles en la vida es ser padre o madre, es una actividad única que cambia la vida a cualquier persona. El tener en nuestras manos la vida de otro ser humano, y la responsabilidad de darle sentido, nos convierte en continuadores de la obra de Dios.

Dentro de la cabeza del padre o madre siempre ronda la idea de brindar todo lo mejor a sus hijos, de darles protección, un hogar, comodidades, en fin, todo aquello que probablemente no tuvimos y que no queremos que les falte a los que más amamos. Y dentro de “darles lo mejor” también se incluye el brindarles una educación integral y proporcionarles las herramientas necesarias para desenvolverse en la sociedad.

Es por ello que inculcarles valores desde muy pequeños es una prioridad, y es que lo que se aprende y cultiva desde temprana edad, nunca se olvida. La bondad, obediencia, el respeto, la generosidad, amistad y el amor de la naturaleza son de los valores que más se infunden en los niños.

Estas actitudes y reglas conductuales indican cómo comportarnos acorde a lo socialmente aceptado. El aprendizaje de estos valores radica en la convivencia del niño con otros, es ahí donde aprenden lo que está bien y lo que está mal, formas de actuar, hablar y de reaccionar ante diversas situaciones. Por lo tanto, dar un buen ejemplo es una acción fundamental si queremos que nuestros hijos se comporten de una forma determinada.

Cuando ya es la edad de dejar el hogar e ir al colegio, debe dársele continuidad a todo aquello aprendido, es aquí donde es vital el rol que juegan los maestros en la profundización y cultivo de otros valores más, que con el paso del tiempo hacen de ellos mejores seres humanos; por lo que la elección del centro de estudios de nuestros hijos debe ser una decisión importante, pues influyen de gran manera en la formación integral y en el seguimiento de la labor parental.

Tengo la convicción que cuando una persona fue educada desde la infancia con valores, al llegar a grande siempre sigue la línea de lo correcto. Puede ser que en ocasiones se desvíe del camino, sin embargo, todos cometemos errores y es de humanos rectificar.

Por lo tanto, al sentar bases firmes y sólidas, los padres tienen la convicción y el orgullo de que sus hijos en el futuro serán líderes en las actividades que realicen, personas reconocidas y con éxito, pero sobre todo seres humanos integrales que cumplen su propósito de vida.

 

One comment

  1. Una de las cosas que más me preocupan con mi hija Jimena, de 5 años, es tener la capacidad de orientarla correcta y positivamente para que se convierta en una persona de bien y la generación a la que mi hija pertenece estará, de hecho ya está, mucho más informada que yo a su edad y por eso el acompañamiento del colegio es súper importante, pues son ellos quiénes nos orientan con literatura, con ejemplos, con tutorías e incluso recomendándonos a profesionales para que asistan a nuestros hijos en áreas deficitarias. Me gusta lo que dice, una decisión importante para un padre es darle lo mejor a sus hijos y eso incluye educación de calidad.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: