h1

Educación y Deporte.

mayo 17, 2011

Para abordar este tema debemos entender que un deporte es educativo cuando permite el desarrollo de las aptitudes motrices y psicomotrices, en relación a los aspectos afectivos, cognitivos y sociales de la personalidad de los alumnos.

Lo educativo del deporte son las condiciones en que puedan realizarse esas prácticas que permitan al alumno comprometer y movilizar sus capacidades de tal manera que esa experiencia organice y configure su propio yo, logre su auto-estructuración.

No podemos dejar de lado los beneficios físicos y psíquicos, ni el desarrollo de la capacidad para recordar y ejercer las normas correspondientes a cada deporte que mediante el ejercicio del mismo se obtienen.

Estos beneficios tienen como principal responsable al entrenador, quien debe ser el encargado de propiciar las condiciones idóneas para la realización del deporte además de buscar la realización del deporte más que el triunfo de los jugadores.

Existen ciertas funciones que el deporte contribuye a desarrollar que son de gran utilidad para el deportista. Podemos mencionar la localización e identificación de elementos significativos del entorno con la lógica de la auto-experiencia y su posterior posible simbolización.

Además de descubrir las relaciones concurrentes en las situaciones vividas así como las diferentes categorías de esas relaciones, estructurar jerárquicamente las relaciones y las situaciones para formalizar juicios de valor, descubrir, con la práctica, la estructura del juego para diseñar su vulnerabilidad.

También existen algunos valores que el deporte exalta como la aceptación tácita de la norma exige la continua elaboración de las posibles relaciones interpersonales e intergrupales que la norma induce, lo que permite declinar a veces los propios intereses en función de los del grupo.

Descubrir estrategias y explorar nuevas formas de estructurar el espacio e interpretar las relaciones interpersonales que la norma permite y no son utilizadas mayoritariamente, logrando construir una actividad deportiva más inteligente y personalizada.

Gracias a estos valores, la educación del alumno, que invierte mucho tiempo imitando gestos y acontecimientos de los mayores de manera inconsciente, se transforma, de manera que el deportista sumido en una práctica modelada por estos valores ve sometidas sus capacidades cognitivas a una constante ejercitación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: