Archive for 31 enero 2013

h1

10 Tips para aumentar la eficacia y eficiencia al estudiar

enero 31, 2013

A veces se suele confundir la eficiencia con eficacia, y se les da el mismo significado; y la realidad es que existe una gran diferencia entre ser eficiente y ser eficaz.

De manera general debemos saber que la eficiencia hace referencia en la mejor utilización de los recursos. La eficacia hace referencia en la capacidad para alcanzar un objetivo. Debemos buscar ambas en nuestra vida.

Estas dos cualidades son fundamentales para el éxito en vida. Pueden ayudarnos en muchos aspecto uno de ellos es en el estudio para los exámenes.

A continuación presentamos 10 tips que pueden ayudarnos a ser más eficaces y eficientes al momento de prepararnos para una prueba.

1- Voluntad para estudiar:

Nada se logra sin voluntad propia. Aun cuando te obliguen a hacerlo, si tu no estas dispuesto a concentrarte y a aprender, no lo harás.

2- Busca motivos que te animen a estudiar:

Piensa en tu futuro, en tus logros. ¿Cuál es el motivo por el que debes estudiar? Mantén una meta y ve a ella.

3- Encuentra tu mejor técnica de estudio:

Cada persona tiene una mentalidad diferente. Prueba diferentes técnicas de estudio y quédate con la que te sea mas eficaz.

4- Estudia en un lugar cómodo:

Estudia en una habitación silenciosa, fresca e iluminada. No debe haber nada que pueda distraerte.

5- Planifica todo:

Antes de empezar, tómate algunos minutos para planificar todo lo que harás.

6- Aprovecha el tiempo:

No te distraigas, si dedicaste tiempo al estudio ¡Aprovecha cada minuto!

7- Analice, comprenda:

Lee detenidamente los textos y comprende cada una de sus palabras. Si hay algo que no entiendes, vuelve a releerlo las veces que sea necesario.

8- Prepárese para los exámenes:

Estudia con mucho tiempo de anticipación y por partes. No podrás aprender todo junto el último día, solo te confundirás más.

9- Tenga siempre su anotador:

Anota y anota todos aquellos pensamientos que no debes olvidarte. Se prolijo para no confundirte. Tenlo siempre contigo.

10- Empezar por lo más fácil:

Haz todo lo más fácil primero y luego, el tiempo que te queda ocúpate de resolver aquellos problemas y cuestiones mas complicado.

Los anteriores tips son generalidades que pueden ayudarnos a optimizar nuestro tiempo de estudio.

Agradecemos sus comentarios y sugerencias .
calidad educativa TIC tecnología

Anuncios
h1

Los diez errores más comunes de los padres al hacer los deberes con los hijos.

enero 28, 2013

Padres e HijosTareasCompartimos con la familia Garciísta este interesante articulo en el que nos orientan sobre algunos de los errores que debemos evitar al momento de ayudar a realizar las tareas escolares en casa.

Esperamos puedan ayudarles.

M. J. PÉREZ-BARCO / MADRID

Más allá del debate sobre si los alumnos tienen que hacer o no deberes en casa, lo cierto es que realizar las tareas escolares fuera del horario lectivo es un pilar de los sistemas educativos. Muchos defienden que los deberes refuerzan los aprendizajes de clase, que ayudan a crear hábitos de trabajo, superación y disciplina y que refuerzan la concentración y la memoria. Es una labor y una responsabilidad de los hijos, pero los padres también cumplen un papel: el de vigilar, apoyar y seguir que los chicos cumplan las tareas y resolver sus dudas, pero nunca, nunca hacerles los deberes.

Los deberes son una responsabilidad asumida por muchas familias. El 80% de los alumnos en Primaria recibe ayuda de sus padres para hacer las tareas escolares y el 45% de los estudiantes en Secundaria, según una encuesta elaborada por TNS Demoscopia. Pero, sin duda, ayudar a los hijos a realizar los deberes puede ser motivo de tensión y conflicto en casa, incluso puede suponer una gran carga, sobre todo, para muchos padres que trabajan y les falta tiempo de dedicación a los hijos.

Para llevar bien esta gran responsabilidad, es conveniente conocer cuáles son los errores más comunes que cometen los padres a la hora de realizar los deberes con sus hijos y cómo solventarlos. Carmen Guaita, profesora y vicepresidenta del sindicato de profesores ANPE, explica los fallos más habituales y ofrece las claves para realizar con éxito estas tareas:

1. Hacer los deberes en cualquier sitio, en la cocina mientras se prepara la cena; en el cuarto de estar mientras otros ven la tele…

En su lugar: Procurar que el «momento deberes» sea importante para la familia: en un lugar fijo, es mejor si es su propio rincón de estudio. Si no se dispone de él, en un ambiente de silencio y trabajo general en la casa, sin distracciones, sin tele… «Debemos demostrar que nos los tomamos en serio —dice Guaita—. Si mientras los chicos trabajan, papá o mamá leen o también trabajan estaremos mandando un buen mensaje».

2. Protestar como adultos sobre la cantidad o calidad de los deberes.

En su lugar: Aceptarla realidad. «Los deberes son los que son y los que tocan. Si vemos que sobrepasan a nuestro hijo, debemos acudir al centro educativo para notificarlo, pero en casa se debe respetar todo lo posible la decisión del profesor. Estamos preparándoles para la vida, y en la vida habrá mucho trabajo y esfuerzo», afirma la profesora.

3. Hacerlos nosotros.

En su lugar: Realizar las tareas escolares de los hijos ni aumenta su capacidad de trabajo ni su disciplina, ni les hace aprender nada nuevo. «El sentido común, la gran herramienta que todos los padres tenemos aunque a veces no le hagamos caso, ya nos lo está diciendo».

4. Entender los deberes solo como nuevos aprendizajes de conocimientos.

En su lugar: Los deberes escolares son refuerzos para el aprendizaje y, sobre todo, una ocasión para aprender a trabajar de manera autónoma. Los padres pueden explicarles las dudas, pero mucho más razonable es ayudarles a encontrar la respuesta que buscan: en sus propios libros de texto, en internet…

5. Convertir los deberes en el «momento regaños» de cada día.

En su lugar: Convertir el tiempo de hacer deberes en un tiempo de paz y tranquilidad. Si el alumno tiene dificultades, puede y debe consultarlas con sus profesores al día siguiente. Es muy perjudicial crear en casa ansiedad ante lo relacionado con la escuela.

6. No tomar en serio su necesidad de presencia y apoyo.

En su lugar: Soltar el smartphone y estar disponibles para ellos, mirándoles y escuchándoles cuando así lo requieran.

7. Imponer un control absoluto.

En su lugar: «Si quieren que les tomemos la lección, debemos hacerlo. Si les ponemos nerviosos o ellos nos ponen a nosotros, es mejor confiar en su responsabilidad. Y decirles en voz alta que confiamos en ella», dice Guaita.

8. Evitar el diálogo con los profesores.

En su lugar: Potenciar el diálogo y la colaboración con los profesores y consultarles si hace falta alguna ayuda suplementaria.

9. Permitir que afronten las tareas escolares agotados ya de tareas extraescolares.

En su lugar: Las actividades extraescolares son necesarias pero no pueden ser obsesivas. Los alumnos pueden tener demasiadas modalidades: deporte, idiomas, música, ajedrez… todo a la vez. Es mejor adecuarlas a la personalidad e intereses del hijo y permitir tardes en las que solo haya que jugar en casa y estudiar.

10. Ser anárquicos.

En su lugar: Los deberes son, sobre todo, un aprendizaje del trabajo autónomo y la autodisciplina. Para Guaita, «les ayudamos si les animamos a establecer un tiempo mínimo y máximo, siempre a la misma hora, en el mismo sitio, siempre con el móvil apagado. Todo tiene su momento es un gran aprendizaje para un niño pero son sus padres quienes deben mostrárselo. También con el ejemplo».

Todos los niños y familias son diferentes los puntos acá expuestos son genéricos por lo que en algunos casos pueden ayudar a mejorar el rendimiento académico y el ambiente en casa al momento de hacer las tareas.

TIC, Educación integral, Globalización

h1

9 tips para estudiar para los exámenes

enero 22, 2013

Los exámenes son instrumentos educativos usados para evaluar el aprendizaje de los estudiantes. Si sabes que estos pueden ser decisivos para tu calificación final, es importante que adoptes ciertos hábitos y utilices las herramientas adecuadas para conseguir los mejores resultados.

Aunque los más frecuentes son los exámenes escritos debes estar preparado para enfrentar cualquier tipo de evaluación y para esto te proponemos tener en cuenta los siguientes tips que te ayudarán a estudiar.

1. Vuelve a escribir tus apuntes

Esta técnica te ayudará a consolidar tus conocimientos ya que mientras reescribes estarás analizando y evaluando el tema de estudio. Además, esto te permitirá refrescar tu memoria.

2. Identifica la hora en que eres más productivo

No vale la pena que estudies cuando estás cansando o te sientas obligado a hacerlo. Lo aconsejable es que lo hagas cuando estés motivado y en las horas que creas que mejor desempeñas tus labores diarias.

3. No sobrecargues a tu cerebro de información

Revisar todo tu material de estudio la noche anterior al examen sólo hará que tu cerebro se sature de información y que en consecuencia te sientas agotado y desgastado mentalmente. De ahí la importancia de repartir los temas que debes estudiar durante varios días.

4. Asignaturas

Dependiendo de la asignatura que vayas a estudiar deberás adoptar una u otra modalidad de estudio. Por ejemplo, a la hora de repasar matemáticas no debes hacerlo leyendo, tal y como lo realizas con historia. En su lugar, lo más óptimo es trabajar en problemas que te ayuden a memorizar la forma de hacerlos.

5. Ambiente agradable

Lo peor que puedes hacer es tratar de estudiar en un lugar donde no te sientas confortable. Busca el entorno donde estés relajado y puedas concentrarte al 100%. Evita las distracciones, apaga tu celular y la computadora, y en caso de que te agrade, practica las materias con música.

6. Cuida tu visión

Es aconsejable que estudies en un lugar con buena iluminación y donde no tengas que forzar tu vista para leer tu material de estudios. Varios estudios aseguran que el 75% de los estudiantes que hacen esto se concentra mejor y obtienen mejores calificaciones.

7. Descansa

Todo exceso es malo. Por esto es importante que en tu jornada de estudios descanses 15 minutos, al menos cada hora. Así te sentirás relajado y evitarás estresarte.

8. Planificación

Planifica qué días, a qué hora y en qué lugar estudiarás. Esto te ayudará a ahorrar tiempo y a que puedas realizar otras actividades de recreación.

9. Revisiones periódicas

Luego de leer una página de tus apuntes, antes de seguir es importante que te hagas varias preguntas sobre el tema abordado. Así podrás identificar si te acuerdas lo que acabas de estudiar o debes volver a repasarlo.

Aun no estamos en periodo de evaluación por lo que consideramos importante compartir estos tips ayudar a mejorar los hábitos de estudios en nuestros estudiantes Garciístas.
tic tecnología educación