Archive for 30 abril 2013

h1

Los niños de hoy ¿pasan demasiado tiempo navegando en la red?

abril 30, 2013

Por María Elena Meneses.

Hace algunos meses la escuela de mi hija, la más pequeña, convocó a una reunión extraordinaria con padres de familia. El motivo: alertarnos con evidencias de la creciente incorporación de las redes sociales a la vida cotidiana de los niños menores de 10 años.
Algunos cuentan con más de 500 “amigos” en Facebook, para lo cual falsearon su identidad, pues la red social pide que los usuarios tengan por lo menos 13 años, aunque esto parece una simple advertencia, que bien se puede pasar por alto entre el juego y la falta de información sobre los riesgos que conlleva.
Sobre el vínculo infancia e internet se ciernen desde pánicos morales y sobreprotección, hasta la exaltación de las destrezas digitales de una generación que a menudo deslumbra a los que nacimos en los tiempos de la televisión aérea.
Sin embargo, hay pocos datos fiables que informen a la sociedad de los beneficios y riesgos de los niños hiperconectados. La investigación todavía es dispersa, escasa y se concentra en países desarrollados.
La centralidad de la red en la sociedad afecta a la infancia, la incorporación de la tecnología cada vez ocurre a etapas más tempranas y, pese a lo que pudiera pensarse, no necesariamente por la influencia de compañeros de escuela, sino de los padres. La Convención sobre los Derechos del Niño considera como tales a los menores de 18 años, en México, y según los datos más recientes del INEGI (Instituto Nacional de Geografía y Estadística), el 37% del total de internautas —que equivale a 41 millones— tiene entre 6 y 17 años.
Esto equivale a 15 millones de niños conectados, quienes han incorporado a su vida diaria el uso de dispositivos mediante los cuales acceden a redes sociales y aplicaciones diversas para chatear, jugar o hacer alguna tarea.
Para la Asociación Mexicana de Internet, 3.4 de cada 10 internautas de entre 6 y 17 años usan redes sociales como Facebook y YouTube. No cabe duda que internet y los dispositivos móviles se han convertido en lo que fue la televisión en las últimas décadas del siglo XX, pero con la gran diferencia de que su ubicuidad trastoca espacio y tiempo.
Podemos llevar casi a cualquier parte nuestras relaciones familiares, laborales, amorosas y también el ocio y entretenimiento, lo que provoca una vida mixta, término con el que Sherry Turkle, investigadora del Tecnológico de Massachusetts, se refiere a ese modo de ser y estar en un lugar físico y virtual al mismo tiempo, a través de nuestro teléfono celular.
El acceso generalizado a celulares y tabletas entre los niños es tema de conversación y preocupación también entre maestros, sin tener claro aún si deben permitirlos o no en el salón de clase.
¿Qué efectos tiene la hiperconexión en la vida cotidiana de los niños?
Para conocer las implicaciones de la conectividad, se hace necesario recurrir a sus ámbitos de influencia: familia y escuela.
La reconocida investigadora británica Sonia Livingstone señala en su libro Children and the Internet (Niños e Internet, publicado por Polity Press en 2009), que los padres y maestros no sabemos para qué queremos niños hiperconectados y que mucho menos sabemos manejar la tensión que generan los beneficios de la conexión, como el juego y la creatividad, con los potenciales riesgos que también conllevan.
Los niños, en cambio, señala la investigadora, no le temen a la red, la usan para jugar, hacer la tareas y explorar cosas nuevas. Sin embargo, no se puede soslayar que no todos los niños viven en ambientes que promuevan su desarrollo.
Hasta aquí me he referido a los usos de la red y los dispositivos en niños con relativa ventaja socioeconómica y familiar pero, ¿qué pasa con la infancia en situación vulnerable?
La pornografía infantil y el ciberbullying o acoso a través de internet, son fenómenos preocupantes en todo el mundo. Un estudio de Internet Watch en 2012 identificó y tomó acciones en contra de 12,224 sitios con contenido abusivo contra niños a nivel mundial.
De estos contenidos, el 80% fue tomado de sus sitios originales para ser subido a otros, con lo cual se evidencia el tráfico y manipulación que practican redes criminales de las imágenes disponibles en la red.
La Unión Internacional de Telecomunicaciones señala que 4 de cada 10 niños son contactados por pederastas a través de redes sociales. El Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) asegura que México ocupa el segundo lugar mundial en pornografía infantil. Todos estos son datos alarmantes que obligan a las autoridades, en sus tres niveles de gobierno, y a los congresos al trazo de regulaciones y políticas públicas destinadas a proteger a la infancia en riesgo.
Corresponde a las empresas actuar con responsabilidad en el manejo de datos personales y, por supuesto, a la escuela, a los maestros, pero sobre todo a los padres de familia, quienes subimos a las redes sociales las fotos de nuestros hijos pequeños, sin el menor cuestionamiento sobre las implicaciones.
Al mismo tiempo de alertar sobre estos fenómenos que afectan a la infancia, es preciso reconocer que toda actividad online tiene su origen en el mundo real, precisión necesaria para los tomadores de decisiones, quienes en ocasiones, por falta de conocimiento, acusan a la red de ser culpable de toda atrocidad posible.
La UNICEF, en su Declaración de los Derechos del Niño en Internet, proclama que se debe procurar que los niños tengan acceso, ejercicio pleno de su libertad de expresión y respeto a su intimidad. Además, adjudica a los padres la responsabilidad de orientar sobre los usos de la red.
En 2012, en su estudio Seguridad Infantil en Internet Desafíos Globales y Estrategias propone una política de información sobre los beneficios y riesgos. Se debe enseñar a los niños a leer las políticas de privacidad y evitar el uso en menores de 13 años.
También conmina a los padres a utilizar controles parentales en videojuegos, redes y sitios de Internet, así como a las autoridades a castigar con contundencia a los criminales que lucran con la infancia.
Mientras en economías desarrolladas se preguntan si la sociedad estará lista en el futuro para responder a la generación de nativos hiperconectados, en países como México tenemos que responder con urgencia a desafíos como la conexión de los niños aún desconectados, incorporar la educación digital desde la educación básica y paralelamente atacar, sin menoscabo de otros derechos, los riesgos nocivos como la pornografía y el acoso, con la finalidad de que internet y los dispositivos digitales que tienen un innegable potencial educativo y creativo, sean significativos para el desarrollo humano de la infancia.

TIC, Educación integral, Globalización

Anuncios
h1

5 Reglas para proteger tu perfil de Facebook

abril 23, 2013

Por Emmanuel Jiménez.

Las redes sociales son utilizadas por los usuarios de todo el mundo, pero sus perfiles están siendo el foco de ataque de gente con malas intenciones. Veámos cómo protegerlos.

Muchos de nosotros nos estaremos preguntando si podemos hacer un uso seguro de Facebook conservando nuestra privacidad. La respuesta es afirmativa y, de hecho, los propios servicios nos ofrecen las herramientas para conseguirlo  Ahora bien, tenemos que conocer a fondo todos los medios que nos ponen a nuestro alcance para navegar de forma segura, máxime cuando estamos facilitando detalles de nuestra vida personal o profesional.

Cientos de millones de usuarios utilizan diariamente Facebook o Twitter, y eso, unido a la imprudencia y descuido en el uso de estos, ha producido que los perfiles sociales sean el objetivo de muchos usuarios con malas intenciones. Es vital aprender a navegar por Facebook de forma segura, y es lo que vamos a detallar en este práctico blog.

1. Crea listas

Una de las herramientas más útiles a la hora de controlar la privacidad de todo lo que hacemos en la red social son las listas. Cada vez estamos conectados con más usuarios, y es necesario clasificarlos, ya que determinadas publicaciones no querremos compartirlas con determinados usuarios, o solo querremos hacerlo con un pequeño grupo.

Para ello, tenemos que crear la listas pertinentes y utilizarlas. Para acceder a estas, estando en la página principal de Facebook y habiendo iniciado sesión, solo tendremos que dirigirnos a la barra lateral izquierda, a la sección Amigos, y hacer clic en el título.

Facebook configurar perfil 1

Una vez aquí, nos encontraremos con listas que ya están hechas, como Mejores AmigosFamilia,Conocidos, o las que pertenecen a nuestro lugar de trabajo o estudios. Podemos utilizar estas o crear algunas más en función de nuestras necesidades pulsando en Crear Lista. Mientras creamos una lista nueva, podemos elegir a los contactos que queremos que formen parte de ella.

2. Configura la privacidad

Si ya tenemos las listas creadas y no tenemos a ningún usuario agregado a estas, hay que acceder a la opción en la que se visualizan todos nuestros amigos pulsando en Ver todos los amigos. Nos mostrará todos los contactos que tenemos en la red social, y nosotros tendremos que dirigirnos al botón que aparece a la derecha de cada contacto, que nos indica la lista a la que pertenece. Se abrirá un menú contextual donde aparecen algunas listas que utilizamos con frecuencia y el botón Agregar a otra lista. Al pulsar sobre él, nos mostrarán todas las listas disponibles y solo tendremos que seleccionar la deseada.

Facebook configurar perfil 2

Una vez que tengamos nuestras listas creadas, podemos empezar a configurar todas las opciones de privacidad disponibles. Para ello, primero necesitamos acceder al panel en el cual vamos a realizar todos estos ajustes. Pulsamos sobre el botón que aparece en la esquina superior derecha, representado por una flecha apuntando hacia abajo, al lado de nuestro nombre. En el menú que se habrá abierto, tenemos que hacer clic en Configuración de la privacidad.

3. Elige el público predeterminado

Lo primero que debemos hacer es configurar los contactos que van a poder ver nuestras publicaciones de forma predeterminada. Es decir, en cada publicación, podemos configurar de forma individual quiénes pueden verla, pero debemos seleccionar cuál será nuestra elección por defecto.

Facebook configurar perfil 3

Si solemos publicar cosas que pueden leer hasta aquellos usuarios que no son nuestros contactos, entonces marcamos Público. Si deseamos que solo nuestros contactos puedan ver estos mensajes, entonces seleccionados Amigos. Si queremos detallar con precisión quiénes sí y quienes no, entonces marcamos Personalizado, lo que nos llevará a una ventana en la que elegir las listas de usuarios que podrán ver nuestras publicaciones, o incluso aquellos usuarios que de forma individual queremos que no puedan leerlas.

4. Cómo conectas

Es el momento de pasar a configurar cómo pueden conectar otros usuarios con nosotros. En la página de configuración de privacidad, el primer apartado es Cómo conectas, y tenemos que hacer clic en la opción Editar la configuración. Aquí, nos encontramos con tres opciones distintas. La primera nos permite modificar qué usuarios pueden encontrarnos en Facebook buscando a partir de nuestro correo electrónico o nuestro número de teléfono. La segunda hace referencia a qué contactos pueden realizar la solicitud para ser amigos nuestros. Y la tercera lo que determina es quiénes pueden enviarnos mensajes privados por medio de Facebook.

Facebook configurar perfil 4

Tenemos un máximo de tres opciones: Amigos, en este caso, solo aquellos que ya tenemos agregados pueden realizarlo; Amigos de amigos, para que tanto nuestros contactos como los contactos de nuestros contactos puedan llevar a cabo esa misma acción; y Todos, para que cualquier usuario de Facebook, independientemente de que esté en contacto con nosotros de alguna forma o no, pueda llegar a conectar con nosotros.

5. Biografía y etiquetado

En Facebook, tenemos nuestro propio muro y nuestra biografía, donde los usuarios pueden entrar y dejar un mensaje. Además, se nos puede etiquetar en fotografías que suben otros usuarios, y que a su vez puede aparecer en nuestra biografía.

Esto no es algo descontrolado, podemos gestionarlo muy bien y no permitir que aparezca nada que deseamos, para eso, en la ventana de configuración de privacidad, pulsamos en Editar la configuración en la sección Biografía y etiquetado. Aquí, podemos elegir si permitimos que nuestros amigos publiquen en nuestra biografía, o incluso quién puede ver lo que ellos publican en nuestra biografía, pudiendo utilizar las listas para ello.

Facebook configurar perfil 5

Ahora bien, lo más importante reside en el etiquetado. Lo ideal es configurar que cada etiqueta que se haga sobre nosotros en cualquier fotografía tenga que ser revisada y aceptada por nosotros antes de que aparezca públicamente, así como las que hagan otros en nuestras fotografías. Para ello, activamos la tercera y quinta opción. Cada vez que aparezcamos en una foto, o se etiquete una foto subida por nosotros, tendremos que autorizar antes de que aparezca la etiqueta.

Estas simples y sencillas configuraciones harán de tu perfil en Facebook algo más seguro y privado en el que solo tu puedes controlar con quien y como te conectas.

TIC, Educación integral, Globalización

h1

La aventura de leer y escribir

abril 19, 2013


leer- y-escribirPor Erasmo López García.

El acto de iniciar al niño en el proceso de leer y escribir conlleva importantes significaciones en todo aprendizaje infantil. Dos actos unidos por un proceso de aprendizaje que se inicia a partir de que el niño toca con su mirada las letras, los números o simplemente en casa encuentra papel y lápiz para dibujar. Así de simple se inicia tan hermosa aventura de leer y escribir.

Tanto psicólogos como educadores desde siempre han deducido que el aprendizaje de la lectura y la escritura no solo se remite a una percepción motriz para apropiarse de tan complejo proceso. Se remite fundamentalmente a una profunda experiencia cognitiva.

Es decir, no es una cuestión que se inicie a partir de que escuchas al niño verbalizar las letras, repetir sonidos, conocer los nombres de las letras, reproducir grafías, o el hecho de llevarlo a la escuela. En realidad este proceso sucede mucho antes de pisar un salón de clases o una estancia infantil y cuando un padre de familia se percata del nacimiento de estas nuevas conductas y las estimula oportunamente, estará participando con el niño en una gran hazaña que se quedara grabada en los recuerdos infantiles.

El proceso del leer y escribir exige de una comprensión absoluta respecto a la interacción del niño frente a los elementos que implican los actos del leer y escribir. Y se logra encaminando la curiosidad infantil por la vía de la comprensión y la asimilación de nuevos conceptos en su pensamiento.

Hoy en día esta aventura sigue siendo un tema altamente debatido en el campo de la educación, en especial la edad en que debe abordarse tal aprendizaje y es tal la repercusión que aun miramos técnicas de enseñanza pasivas, es decir; el niño deberá esperar a que sea el adulto quien le provea de los medios, bajo la idea de; entre más edad, mejor para que el niño aprenda a leer y escribir. Conceptos que desde mi punto de vista son erróneos.

Hoy en día es tal el aceleramiento de los medios de comunicación y de enseñanza, que con el solo hecho de poner al niño frente a un computador o un celular se apropia en el acto de los objetos para tocar, explorar, sentir, mirar, preguntar y todo ello implican actos de leer o escribir.

Cuando un niño tiene a su alcance estímulos u objetos que detonan dicho proceso, el aprendizaje brota por sí solo. El niño no espera al adulto, el niño; mira las letras, los dibujos, relaciona imagen – texto, dibuja números, símbolos, imita actos de lectura, pregunta que dice ahí? hace garabatos o redondeles, etc.

En síntesis el niño hace mucho tiempo ha dejado de ser pasivo. Ahora vemos a un niño tratando activamente toda la naturaleza de su lenguaje. Formula hipótesis, busca respuestas, se anticipa, crea su propia gramática. Es un niño que construye su propio lenguaje tomando selectivamente lo que le provee el medio. Al año, el niño ya sabe que en un envase de refresco hay letras, y si le preguntas que dice ahí; te responderá; coca.

En concreto iniciar al niño a leer y escribir no se determina por la edad, se determina por el cumulo de experiencias que le proveas. Infinidad de investigaciones han demostrado que la capacidad cerebral de un niño madura aceleradamente en la medida que le vas otorgando los medios para irse apropiando de tal proceso, y en la medida que lo retrases, se tornara más complejo para una mente infantil.
TIC, Educación integral, Globalización

h1

Usos de Twitter en educación

abril 1, 2013

Compartido por Juan Domingo Farnós Miró

Al tratarse de una herramienta de comunicación, que fomenta la lecto-escritura y permite compartir en tiempo real con iguales, twitter se adapta fenomenalmente a la educación. Su uso lo podemos diferenciar en dos:

Herramienta de trabajo en el aula con los alumnos.
Herramienta de trabajo para el docente, para contactar con otros compañeros.

Ideas para el trabajo con los alumnos.

Como ejemplo de posibilidades del uso de twitter en el aula, veamos a continuación “Los diez mejores usos de twitter en

la educación” de Steve Wheeler. Lo recogemos de una traducción de Juanmi Muñoz en su blog http://clarion.mudejarico.es/

1- Tablón de anuncios Twit Para comunicar a los estudiantes cambios en el contenido de los cursos, horarios, lugares u otra información importante.

2- “Resumiendo” Pedir a los alumnos que lean un artículo o capítulo y, a continuación, hacer un resumen o síntesis de los principales puntos. Un límite de 140 caracteres exige mucha disciplina académica.

3- Compartir enlaces. Compartir un hipervínculo – una tarea dirigida a estudiantes – periódicamente cada estudiante tiene la obligación de compartir un nuevo enlace a una web que han descubierto interesante.

4- Twitter al acecho Seguir a un personaje famoso y documentar su progreso. Mejor aún si esta acción se puede vincular a un evento. Por ejemplo, durante la reciente elección presidencial de los EE.UU., muchas personas siguieron @BarackObama y se mantuvieron al día de sus discursos, etc.)

5- El Tweet del tiempo Elegir una persona famosa del pasado y crear una cuenta de Twitter para ella – elegir una imagen que represente su figura histórica- y en un plazo de tiempo estipulado escribir tweets asumiendo el rol de ese personaje, con un estilo y utilizando el vocabulario que pensemos que él utilizaría (por ejemplo, Cervantes, William Shakespeare, Julio César).

6- Micro-encuentros Mantener conversaciones en las que participen todos los estudiantes suscritos a la cuenta de Twitter. Mientras todo el mundo está siguiendo todo el grupo, nadie debería perderse en el flujo de Twitter. Deben participar todos los estudiantes, porque la secuencia de los contribuyentes será acordada de antemano.

7-  Micro-Escritura Escritura progresiva y colaborativa en Twitter para crear microrrelatos. De acuerdo con los estudiantes se turnan para contribuir a un cuento o “historia” en un período de tiempo.

8- Lingua Tweeta Bueno para el aprendizaje de idiomas modernos. Enviar tweets en lenguas extranjeras y pedir a los estudiantes que respondan en la misma lengua o que traduzcan el Tweet a su idioma nativo.

9- Tweming. Comenzar un meme (de acuerdo a un etiqueta única precedida por #) para que todo el contenido creado sea capturado automáticamente.

10- Twitter Pals Animar a los alumnos a encontrar un Twitter PENPAL (amigo por correspondencia) y conversar regularmente con ellos durante un período de tiempo para conocer su cultura, sus aficiones, amigos, familiares etc Ideal para aprender sobre personas de otras culturas.

En http://www.clasesdeperiodismo.com nos presentan las 28 posibilidades de uso de twitter en la enseñanza. Se trata de una traducción de un artículo de Tina Barseghian.

Versión original: http://bit.ly/XBGZ7V
Traducción castellano: http://bit.ly/pI1Gdt

Dificultades para el uso de twitter en el aula.

Haciendo referencia a unas de las publicaciones Juan José de Haro en su blog, http://bit.ly/10sQPGM el uso de twitter con los alumnos presenta una serie de dificultades que hace que no sea una herramienta muy empleada para el trabajo en el aula, quedando para el uso por parte de los docentes para su comunicación profesional y entre iguales. Las dificultades que se plantean son:

La edad mínima para registrarse en Twitter es de 14 años, por lo que queda inhabilitado para alumnos de edades inferiores.

Twitter es un sistema totalmente abierto por lo que utilizarlo con varios cursos distintos de alumnos puede producir una gran cantidad de ruido entre grupos diferentes de alumnos, ya que este servicio no permite discriminar grupos de usuarios.

Se puede resolver parcialmente mediante el uso de hashtags (etiquetas) para separar conversaciones, aún así esto no evita su mezcla. Otra posible solución sería la creación de una cuenta de profesor para cada grupo de alumnos distinto (se necesitan tantas cuentas de correo electrónico como cuentas de twitter a crear).

El nivel de control sobre Twitter puede resultar insuficiente en determinados casos y podemos encontrar que otros servicios de microblogging se adaptan mejor a las necesidades concretas que necesitamos. Estamos hablando de un servicio de redes sociales horizontales que impiden que el profesor pueda controlar toda la actividad de sus alumnos en twitter.

TIC, Educación integral, Globalización