Archive for 27 mayo 2014

h1

Disciplina Positiva

mayo 27, 2014

Por disciplina positiva se entiende la doctrina o la enseñanza que ayuda a entender la conducta inadecuada de los niños, promueve actitudes positivas hacia los niños y les enseña a tener buena conducta, responsabilidad y destrezas interpersonales por medio del uso de los principios de generosidad, estímulo y respeto mutuo. La disciplina positiva brinda a los padres las herramientas para guiar a sus niños en forma positiva y efectiva.

La Disciplina Positiva maneja herramientas que son a la vez amables y firmes y enseñan valiosas competencias sociales y para la vida incluyendo técnicas de aplicación práctica para ayudar a los niños a corregir sus malas conductas y enseñarles a desarrollar su auto-disciplina, responsabilidad, actitud colaboradora y habilidades para resolver problemas.

5 criterios para que una disciplina sea efectiva:
1. Ayuda a los niños a tener un sentido de conexión. (Pertenencia y significado).
2. Es respetuosa y alentadora. (Amable y firme al mismo tiempo.)
3. Es efectiva a largo plazo. (Considera lo que el niño está pensando, sintiendo, aprendiendo y decidiendo acerca de sí mismo y de su mundo y qué hacer en el futuro para sobrevivir o prosperar.)
4. Enseña importantes habilidades sociales y de vida. (Respeto, preocupación por los demás, solución de problemas y cooperación, así como las habilidades para contribuir en su hogar, su escuela o su comunidad.)
5. Invita a los niños a descubrir sus capacidades. (Alienta el uso constructivo del poder personal y la autonomía.

Es muy importante que los niños recordar que los niños forman la opinión sobre ellos mismos por medio de las percepciones que les demuestra lo que se siente por ellos. Cuando se sienten queridos, que son importantes, que tienen una base solida en qué fundamentarse para su desarrollo potencial.

Anuncios
h1

Educar en valores. La generosidad

mayo 19, 2014

Por. Guía Infantil.

La generosidad es la actitud de una persona para ser útil e dadivosa a otra persona. La persona generosa es noble, desprendida y sabe compartir… Cuando los niños son pequeños, todo es suyo y de nadie más. Todo solo les pertenece a ellos. A los niños les cuesta compartir y entender que no todo es suyo. Educar a los niños a que comprendan el valor de la generosidad es una tarea de los padres y educadores. ¿Cómo enseñarles a compartir?

Los niños aprenden a ser generosos

El valor de la generosidad en los niños

Cuando los niños empiezan a relacionarse con otros iguales, sea un amigo o un hermano, es natural que desarrolle un sentimiento de propiedad sobre sus cosas,juguetes… No podemos decir con eso que ellos sean egoístas. Es una reacción natural como el sentir celos. Que algo sea suyo les da seguridad y por ello no lo quieren compartir.

Para conseguir que los niños sean generosos, es necesario educarles en este valor poco a poco. Si los padres aprueban sus pequeños esfuerzos, les estarán motivando a seguir con estos actos generosos.

El niño aprender a ser generoso:

– Cuando nota que sus padres comparten y son generosos. De nada les sirve que sus padres les repitan “tienes que compartir, tienes que compartir…”, una y otra vez. El ejemplo es la mejor forma de enseñar. Los niños necesitan ver que sus padres ayudan a otros padres y les hacen favores.

– Cuando es animado a ser correcto y dadivoso con los demás. Por ejemplo, cuando se compra una chocolatina, es importante que los padres la dividan entre todos de la familia. “Un trocito para papá, para mamá, para ti, para la abuela…”.

– Cuando aprende a diferenciar que hay cosas que son de todos, como la televisión, la comida, las sillas… y que las suyas son suyas, como la cama, la ropa… y que tienen el derecho sobre ellas. Son suyas y deben aprender a compartirlas.

– Cuando juega con sus padres y amigos. A través del juego los niños aprenden a ceder, a esperar la vez, a ponerse en el lugar del otro.

– Escuchando cuentos que hablan del tema. Hay cuentos e historias que hablan de generosidad y no estaría nada mal contarles.

– Si se sienten comprendidos. Es necesario  “escuchar” los sentimientos de los niños. Si a ellos les cuesta compartir, dile que les entiende, que es difícil pero que compartir es bueno. Los niños deben aprender a intercambiar, pero no por obligación o imposición”

– Regalando sonrisas y cariño. No solo el compartir cosas le hace feliz al otro. Una demostración de afecto y de cariño también tiene sus beneficios.

– Viviendo en un ambiente de participación y servicio a los demás.

– Identificando las necesidades de los demás. Por ejemplo, si el padre necesita escribir un mensaje pero no encuentra un lápiz o un bolígrafo para hacerlo, pedir al niño que le deje uno. Les hará sentirse útil.

– Los niños jamás deben sentirse criticados por no conseguir compartir. Los padres, así como los educadores, no deben recriminarles. Frases como “eres malo”, “eres egoísta”… no les ayudará a ser generoso.

h1

15 geniales recursos para trabajar la educación emocional

mayo 14, 2014

La asertividad, el autoestima, la empatía y otras habilidades sociales pueden practicarse y aprenderse de la misma forma que otros tipos de conocimiento. No obstante, tradicionalmente no se ha tendido a darles la atención que se merecen, razón por la cual en la actualidad pueden llegar a ser competencias desconocidas y apenas desarrolladas en muchas personas.

Educación Emocional | Tiching

Como ser emocionalmente competente es vital para el individuo y su vida en sociedad,te ofrecemos un recopilatorio de los mejores recursos para que puedas trabajar la educación emocianal en clase y en casa. ¡No te los pierdas!

Educación Infantil (de 0 a 6 años)

  • Aprender a interpretar las expresiones del rostro: Se trata de un conjunto de animaciones y actividades on line dirigidas a enseñar a entender los diferentes sentimientos y emociones que se expresan con la cara.
  • Paula y las emociones: En este vídeo, un cuento infantil narrado y con bellas ilustraciones, acompañaremos a Paula y a las emociones que va sintiendo según situaciones que le ocurren. Además, Paula nos enseña trucos y soluciones para gestionar cada tipo de emoción.
  • ¿Cómo ayudar a niños que han experimentado un terremoto?: Las situaciones adversas son uno de los momentos más importantes en los que trabajar la gestión de las emociones. Es importante que los más pequeños verbalicen sus sentimientos, y con ese objetivo los amigos de Plaza Sésamo han elaborado un vídeo mensaje.
  • Aprende a decir y a controlar lo que sientes:  En esta unidad didáctica interactiva, Pelayo y su pandilla te enseñarán a gestionar tus emociones con cuentos, juegos, manualidades, vídeos y canciones.

Educación Primaria (de 6 a 12 años)

  • 10 juegos para trabajar las emociones: Encuentra las diferencias, completa la historia, rellena la frase…éstas y otras actividades para trabajar diferentes tipos de contenidos (lengua, matemáticas, etc.) te ayudarán a desarrollar la educación emocional.
  • ¡Empecemos por las emociones más básicas!: En esta actividad interactiva, comenzaremos por conocer cinco sentimientos (amor, rabia, tristeza, alegría y miedo). Cada uno de ellos cuenta con un pequeño vídeo y plantea unas preguntas para realizar después un animadísimo debate en clase.
  • Descubre cómo eres: Se trata de una muy recomendable aplicación para trabajar la identidad de uno mismo, y los sentimientos y las emociones. Se estructura en seis partes, todas ellas con interesantes actividades y textos: Identidad, sentimientos, diversidad, lecturas, repaso y juego.
  • La caja de los deseos: Corto de ficción realizado por jóvenes de 8 a 13 años de la asociación ‘La Claqueta’, que nos enseña valores como la amistad y el respeto a los demás. Puede convertirse en una genial inspiración para realizar vuestra propia película en clase.

Educación Secundaria (de 12 a 18 años)

Para todas las edades

Por: Tiching

h1

Fomentando valores – Generosidad.

mayo 2, 2014

El fomento de valores es parte esencial en la educación del ser humano, gran parte de ella se da durante la infancia, por esta razón es importante la creación de momentos en familia para aprender sobre valores y su importancia. Una de las prácticas más importantes es el contar cuentos a los pequeños. Compartimos un cuento muy interesante para ser compartido en Familia y fomentar valores.

EL CUENTO DE LA CIGARRA Y LA HORMIGAHormiga Generosidad
Cuento Infantil para niños y niñas, escrito por: Luis Muñoz (España)

Queridos niños, seguramente habréis leído en varias ocasiones el cuento de la cigarra y la hormiga, en la que la cigarra en el verano se dedicaba a cantar y no trabajaba nada. No recogía alimentos para el invierno como lo hacía la hormiguita, que llenaba las despensas de comida.

Si tenían una buena previsión de comida podrían pasar el frío y duro invierno sin ninguna preocupación.

Cuando llegó el invierno, la cigarra fue a pedir a la hormiga que la diera algo de comer, ya que no tenía nada; y la hormiga le contestó:

– Tendrías que haber trabajado en verano, ¡te lo dije! Hay que recolectar comida para el invierno.

Pero como la hormiga era tan buena le dio bastante comida a la cigarra, para que pasara el invierno tranquilamente.

Este gesto que tuvo la hormiga y los consejos que la había dado penetraron mucho en ella, le hizo recapacitar y pensar. Por eso al llegar el siguiente verano la cigarra se dedicó todo el tiempo a recoger grano de trigo. Llenó su cueva hasta el punto que casi no podía ni entrar en ella.

La hormiguita como todos los años no hacía nada más que trabajar y trabajar, hasta que llenó su agujero también de grano.

Pero al llegar de nuevo el invierno, hubo una gran tormenta e inundó todo el valle, arrastrando todo lo que tenía de comida la pobre hormiguita. Ella como pudo se subió a un árbol y se salvó.

Al quedarse desamparada no dudó en ir a pedir ayuda a su amiga la cigarra y le dijo:

– ¿Amiga, me puedes dar algo de comida para pasar el invierno? Pues he tenido una gran desgracia, una riada ha pasado por mi agujero y me he quedado sin nada de comida y sin cobijo.

La cigarra desde que la hormiguita le había ayudado en el invierno pasado y en los consejos que había recibido, dijo:

– Hormiguita, claro que te doy comida, pues te ofrezco también mi cueva y mi amistad, porque los consejos que me distes me han hecho comprender todo, tenías razón en que tenía que trabajar en el verano, para sí en el invierno que pudiéramos tener de todo.

A partir de ese momento la cigarra y la hormiga siempre vivieron juntas muy felices. Se hicieron buenas amigas y se querían cada día más y más.

La hormiga ayudó a la cigarra,
la cigarra ayudó a la hormiga
y nunca les faltó de nada
porque fueron buenas amigas.

FIN

Moraleja:
Si ayudas a los demás siempre tendrás recompensa y te podrán ayudar.

El valor de la generosidad consiste en dar a los demás más allá de lo que nos corresponde por justicia u obligación. Implica la capacidad de salir de nosotros mismos y, por un acto de amor, enfocar las necesidades de los otros. Se expresa en diferentes dimensiones de la acción humana. En la dimensión material significa compartir nuestras pertenencias. En la dimensión espiritual consiste en poner nuestras capacidades y atributos al servicio de quienes nos rodean mediante una acción objetiva de ayuda.

TIC, Educación integral, Globalización