Archive for 28 marzo 2015

h1

PRIMER LUGAR EN XV OLIMPIADA NACIONAL DE MATEMÁTICA 2015

marzo 28, 2015

El Colegio García Flamenco felicita  al Alumno José Manuel Cabrera Guardado del 5° Grado sección B, por haber obtenido el primer lugar en la XV OLIMPIADA NACIONAL DE MATEMÁTICA en la categoría de 5° Grado, desarrollada por el Programa Jóvenes Talentos de El Salvador en el mes de marzo 2015, este Programa es ejecutado por la Universidad de El Salvador, el Ministerio de Educación y el Center for the Advancement of Hispanics in Science and Engineering Education. El objetivo principal es preparar líderes en Matemática y Ciencia que piensen técnica y científicamente para el desarrollo social.

“Programa de Jóvenes Talentos ¿Quiénes somos?

El Programa Jóvenes Talentos de El Salvador, es desarrollado por laUniversidad de El Salvador, el Ministerio de Educación y el Center for the Advancement of Hispanics in Science and Engineering Education. El programa funciona bajo la dirección del Ingeniero Carlos Mauricio Canjura y la coordinación de la Licenciada Alba Lila de Tejada, ambos docentes de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemática de la Universidad de El Salvador.

El programa se compone de dos actividades principales: la Academia de Matemática y Ciencias y el curso de Futuros Dirigentes Técnicos Científicos. La primera se desarrolla a lo largo del año escolar, en días sábados; el segundo es un curso intensivo de cuatro semanas que se desarrolla al finalizar el año escolar. La Academia Sabatina tiene la doble función de preparar al estudiante para que aproveche mejor el curso de fin de año y la de preparar a un grupo selecto para competir en olimpíadas internacionales de Matemática, Física y Química. Los mejores estudiantes de la Academia Sabatina participan en el curso de Futuros Dirigentes Técnico Científicos en el que se imparten materias de nivel universitario, relacionadas con ciencia y tecnología modernas, con la intención de enseñar al alumno a pensar en términos científicos y técnicos, promoviendo en ellos el liderazgo en tales campos.

Jóvenes Talento se encarga además de preparar a los competidores salvadoreños en olimpiadas matemáticas, Físicas y Químicas a nivel internacional.”   http://www.jt.ues.edu.sv/programa/

¡FELICIDADES!

IMG_4621

Anuncios
h1

FERIA DE UNIVERSIDADES 2015

marzo 25, 2015

Como es tradición todos los años se desarrolla la Feria de Universidades en el Colegio García Flamenco, en la cual los alumnos reciben con mucho entusiasmo las ofertas educativas de distintas instituciones de educación superior nacionales y internacionales, dentro de las instituciones que se hicieron presentes a la Feria de Universidades 2015, realizada día 25 de marzo están: ESEN – Escuela Superior de Economía y NegociosUniversidad Dr. José Matías DelgadoCentro de Adiestramiento Aereo AvanzadoITCA-FEPADE, AmericanCollegeMinisterio De Relaciones ExterioresEmbajada Americana El SalvadorMónica Herrera El SalvadorEmbajada de Canadá en El SalvadorUCA El SalvadorKeiser UniversitySCARTS – Escuela del Chef Francés

La actividad se realiza dentro de la materia “Cátedra Pre-Universitaria Don Rubén H. Dimas”.
Todos los estudiantes de Primero y Segundo Año de Bachillerato cursan la materia, con el propósito de facilitar su inserción en la vida universitaria, recibir una orientación vocacional y conocer sobre alternativas profesionales para su educación superior.

Con esta iniciativa los estudiantes tienen un parámetro más amplio del perfil profesional que buscan para su futuro, pues cada institución de educación superior está encargada de dar información actualizada y completa sobre los pensum de cada carrera.

Agradecemos a todas las instituciones que nos acompañaron.

DSC_0169

h1

RESPONSABILIDADES Y DECISIONES: ¿DEJARLAS A LA SUERTE O A LA RAZÓN?

marzo 17, 2015

De todas las etapas de desarrollo por las que transita el ser humano, la mayoría de especialistas está de acuerdo en que la adolescencia suele ser la más complicada, pues en el niño o niña, no solo tienen lugar los cambios físicos, que son característicos de dicha etapa, sino también se producen cambios emocionales ligados a los sentimientos de incomprensión, surge la necesidad de ser aceptado por el grupo social, la incertidumbre del futuro, los primeros amores, y se torna conflictiva la relación del adolescente con sus padres, con sus maestros, con el mundo en general.

Algunos, se sienten tan inseguros de sus decisiones para lidiar con el día a día, que en su desesperación por salvaguardarse de las dificultades, buscan que otros decidan por ellos. Otros, los más seguros, toman decisiones con optimismo, y si luego se percatan que se han equivocado, lo tomarán como una lección; o podrían continuar con sus vidas sin aprender de sus errores. Incluso, en muchos de ellos, ante la incertidumbre que les genera el desenlace de las situaciones del día a día, despierta la curiosidad por lo esotérico, buscando amuletos o “recetas mágicas” que les dé mayor seguridad sobre sus acciones y decisiones, dejando todo a la suerte y no a la razón.

Resulta importante tener en cuenta que, en todos los aspectos de la formación de los hijos, los modelos parentales son la principal fuente de aprendizaje e incorporación de conductas. Asimismo, y sobre todo en esta etapa de la adolescencia, el vínculo de confianza entre padres e hijos resulta vital. Pues, ¿de qué otra manera podríamos orientarlos? Si nuestros hijos temen contarnos sus problemas, sus miedos, sus preocupaciones e inseguridades, ya sea por los cuestionamientos o consecuencias que les impartimos como padres, podrían buscar consejo en fuentes externas como “amigos del colegio”, adolescentes que probablemente también atraviesan sus propios conflictos; o buscar “información” en internet; o quizá en fuentes poco confiables; o tratar de resolver sus problemas solos…“con la fe”; de esta manera, ellos también podrían transitar en los “caminos inciertos del azar”. Por ello, es necesario que como padres, siempre estemos prestos a escuchar las inquietudes de nuestros hijos, brindándoles la oportunidad de encontrar y aplicar sus propias soluciones, entrenando su propio juicio, aunque esto implique “dejarlos cometer errores” y encontrar sus respuestas. Es importante, además, estar cerca cuando ellos nos necesiten, brindándoles nuestra confianza, consejo, apoyo e información.

Algunas sugerencias a los padres

  • Escúchelos atentamente. Esta actitud resulta muy valiosa para los hijos, tanto adolescentes como niños; haga que ellos puedan percibir que sus intereses y experiencias son importantes para sus padres, sin duda, esto es trascendental para generar un vínculo de confianza.
  • Otorgue oportunidades para dialogar. Recuerde que los adolescentes no se caracterizan por sus destrezas en la comunicación, y que, generalmente, se resisten a las pláticas “prolongadas y planificadas”. Por ello, es importante realizar actividades, en las que compartan espacios y tiempos, y puedan dialogar sobre sus experiencias mutuamente. Por ejemplo, en el almuerzo, en el auto camino al colegio, mientras van de compras, etc.
  • Evite cuestionar y/o criticar. Para los adolescentes, la privacidad es un aspecto vital en sus vidas; así que el que nos permitan conocer “su mundo” es una tarea complicada; pero cuando lo hagan debe ser un momento atesorado, se debe brindar orientación e interés; no debe haber censura ni humillación ni dejadez; no hay que perder la calma, ellos ya saben que se equivocaron; por eso buscan apoyo, comprensión y consejo.
  • Evite reacciones exageradas. Tenga en cuenta que aquellos que temen que se les reprenda o castigue, pueden ocultar la verdad o evitar hablar sobre ciertos temas de importancia; mientras que los niños y/o adolescentes que saben que pueden hablar con sus padres, sin provocar una reacción de alarma, son más comunicativos, por lo que estarán más preparados para expresarse en situaciones difíciles.
  • Respete sus opiniones. Permítale a su hijo adolescente expresar sus ideas y escuche con atención sus puntos de vista, y si considera que está equivocado y necesita que se le oriente, puede comenzar valorando sus conclusiones y añadiendo su punto de vista como padre, por ejemplo: “Entiendo tus razones, y creo que también podrías pensar en…”. Esto facilitará que se sienta en confianza de poder expresar sus pensamientos y sentimientos, sabiendo que no será juzgado o censurado por lo que exprese.
  • Acéptelos plenamente. Los hijos pueden tener características que no nos agraden, o que difieren de nuestras expectativas; sin embargo, son circunstancias que ellos no pueden cambiar, en vez de esperar que ellos sean o se conviertan en la imagen ideal que tenemos, resulta trascendental aceptar lo que ellos son. Si las personas más importantes y cercanas en nuestras vidas, como son las que forman parte de nuestra familia, nos tratan con rechazo, ¿qué podemos esperar del resto del mundo? Recuerde que ante las dificultades de los adolescentes, la aceptación verdadera en la familia es vital para que se forje en ellos la confianza y la autoestima.
  • Tenga en cuenta que, como padres, la mejor forma para proteger y ayudar a sus hijos es enseñándoles a protegerse y ayudarse a sí mismos. Por tanto, anímelos a pensar con calma y a analizar las eventualidades para encontrar soluciones razonables, y fomente su independencia, dándoles en el momento oportuno su espacio vital y permitiéndoles que se desenvuelvan solos.
  • Recuerde que aprender a tomar decisiones forma parte del proceso de crecimiento y maduración. Por ello, los hijos deben aprender a considerar qué es lo que debe hacerse o no, en lugar de solamente seguir y hacer lo que se le dice.

IMG_1569

Fuente: colgadodelalectura.com

h1

NO SE TRATA DE LEER, SE TRATA DE COMPRENDER

marzo 4, 2015

Por: Mauricio Paredes Salaüe

En la actualidad hispanoamericana vivimos un panorama complejo en que muchos niños no son capaces de comprender lo que leen. Saben leer pero no entienden, no son capaces de inferir, deducir, proponer hipótesis y mucho menos reflexionar frente al texto leído.

Los motivos por los que les cuesta leer, leen mal o definitivamente no leen son diversos; sin embargo, un aspecto interesante es que los niños están muy bien preparados para memorizar contenidos pero se muestran muy débiles al momento de reflexionar de manera crítica. ¿Por qué? Es muy factible que un factor que incida sea el tipo de evaluación que se les hace, en la cual ellos saben que solo les preguntarán datos específicos y por ello se preparan memorizando. Nada más lejano al goce estético.

Siguiendo esta línea de pensamiento, un indicador casi omnipresente es la dificultad para concentrarse, tanto de niños como de adultos. Una de las razones centrales de esto es la sobrecarga de estímulos que reciben constantemente, lo cual impide que tengan la suficiente serenidad y paz mental como para sumergirse en una historia, abstraerse del entorno y vivirla como si fuera una experiencia propia.

Los seres humanos funcionamos sobre la base de estímulos, tanto externos (vista, tacto, olfato, gusto, audición) como internos (razonamiento, pulsiones, emociones, sentimientos). El estímulo es decodificado por el cerebro y se transforma en información. Somos grandes recolectores de datos. Esto lo vemos con claridad en los niños que se fascinan con libros informativos de dinosaurios, sobre los egipcios, etc. También en los jóvenes que son verdaderas bases de datos de trivia.

Idealmente, la información se procesa a través de las funciones ejecutivas de la mente y se transforma en conocimiento. Aquí está uno de los grandes problemas. Muchos niños y jóvenes no logran convertir los datos en conocimiento; por lo tanto, se quedan en un estado de superficialidad.

Un catalizador —o inclusive factor primordial— para que la información se transforme adecuadamente en conocimiento es que el niño sienta placer. Entonces, es lógico pensar que este es anterior a la comprensión. El placer lleva al entendimiento y, luego, la satisfacción de haber comprendido produce placer, generándose así un círculo virtuoso, el cual se aprecia en los grandes lectores.

Cada vez que leemos una palabra, una oración, un párrafo o un libro completo, estas funciones ejecutivas se encargan de dar coherencia a lo leído y así podemos obtener conclusiones, realizar intertextos o transferir dichos conocimientos a otras áreas de nuestra actividad intelectual.

De todas las funciones ejecutivas, hay una particularmente interesante: la inhibición, la cual impide que nuestro curso de pensamiento se desvíe de su propósito inicial, es decir, evita, entre otras cosas, que nos distraigamos.

¿Cómo podemos ayudar a que los lectores manejen adecuadamente su inhibición? Lo primero es darles el entorno adecuado. El lugar donde el niño lee es fundamental, ya sea el salón de clases, la biblioteca o alguna habitación en su casa. Las condiciones deben favorecer la serenidad, la comodidad y, sobre todo, el placer. Un ejemplo es el sonido. Hay personas que leen muy bien con música, otros necesitan silencio, pero a nadie le gusta leer con ruido.

No hay una regla única y se debe analizar caso por caso, pero un aspecto importante que se debe recordar es que los niños y jóvenes nativos digitales no son multitarea, como se ha tratado de esparcir viralmente. De hecho, los que se definen de esa manera tienen mucho más bajo desempeño en hacer múltiples tareas que aquellos que se autodenominan como de una sola.

El ambiente de la lectura debe pensarse globalmente, es decir, tomando en cuenta toda la vida del lector; por ello, se debe ir afinando el criterio para recomendar libros para cierta edad o cierto estado anímico. Esto mismo se aplica al momento del día en que se lee. Hay personas que se concentran mejor en la mañana y otros en la noche. Pero ya sean alondras o búhos, todos están regidos por el ciclo de sueño y vigilia. Es esencial que los niños tengan un sueño placentero y reparador. Los psiquiatras señalan que el sueño es la mitad de la salud mental de una persona. Con mayor razón, entonces, se aplica a la capacidad de concentrarse y disfrutar de un libro. A todos nos ha pasado que estamos tan cansados que no podemos entender siquiera un párrafo de lo que estamos tratando de leer.

La ansiedad es una gran enemiga de la concentración, y con esto estamos hablando del mundo interior del niño. Hoy en día hay muchos niños en un estado de ansiedad extrema. Se angustian, se preocupan, sufren. Los psicólogos laborales nos enseñan que para bajar la ansiedad es fundamental separar el trabajo de la casa y no llevarse asuntos pendientes al hogar. ¿Entonces por qué a los niños se les dejan en el colegio tareas para la casa? Es para meditarlo.

La lectura tiene un beneficio en relación directa con el hecho de ser un remanso frente a la vorágine de estímulos que nos rodean hoy en día. Es lineal. Es decir, un acontecimiento va sucedido por el siguiente, una palabra va después de la otra. Eso genera un estado mental de gran placidez. Hay personas que salen a trotar, unos meditan, otros leen y unos hacen todas las anteriores. El común denominador es la placidez mental, el despejarse de las complicaciones y el alejarse de la rutina para abstraerse en un recreo cognitivo espiritual.

fuente: colgadodelalectura.com