h1

RESPONSABILIDADES Y DECISIONES: ¿DEJARLAS A LA SUERTE O A LA RAZÓN?

marzo 17, 2015

De todas las etapas de desarrollo por las que transita el ser humano, la mayoría de especialistas está de acuerdo en que la adolescencia suele ser la más complicada, pues en el niño o niña, no solo tienen lugar los cambios físicos, que son característicos de dicha etapa, sino también se producen cambios emocionales ligados a los sentimientos de incomprensión, surge la necesidad de ser aceptado por el grupo social, la incertidumbre del futuro, los primeros amores, y se torna conflictiva la relación del adolescente con sus padres, con sus maestros, con el mundo en general.

Algunos, se sienten tan inseguros de sus decisiones para lidiar con el día a día, que en su desesperación por salvaguardarse de las dificultades, buscan que otros decidan por ellos. Otros, los más seguros, toman decisiones con optimismo, y si luego se percatan que se han equivocado, lo tomarán como una lección; o podrían continuar con sus vidas sin aprender de sus errores. Incluso, en muchos de ellos, ante la incertidumbre que les genera el desenlace de las situaciones del día a día, despierta la curiosidad por lo esotérico, buscando amuletos o “recetas mágicas” que les dé mayor seguridad sobre sus acciones y decisiones, dejando todo a la suerte y no a la razón.

Resulta importante tener en cuenta que, en todos los aspectos de la formación de los hijos, los modelos parentales son la principal fuente de aprendizaje e incorporación de conductas. Asimismo, y sobre todo en esta etapa de la adolescencia, el vínculo de confianza entre padres e hijos resulta vital. Pues, ¿de qué otra manera podríamos orientarlos? Si nuestros hijos temen contarnos sus problemas, sus miedos, sus preocupaciones e inseguridades, ya sea por los cuestionamientos o consecuencias que les impartimos como padres, podrían buscar consejo en fuentes externas como “amigos del colegio”, adolescentes que probablemente también atraviesan sus propios conflictos; o buscar “información” en internet; o quizá en fuentes poco confiables; o tratar de resolver sus problemas solos…“con la fe”; de esta manera, ellos también podrían transitar en los “caminos inciertos del azar”. Por ello, es necesario que como padres, siempre estemos prestos a escuchar las inquietudes de nuestros hijos, brindándoles la oportunidad de encontrar y aplicar sus propias soluciones, entrenando su propio juicio, aunque esto implique “dejarlos cometer errores” y encontrar sus respuestas. Es importante, además, estar cerca cuando ellos nos necesiten, brindándoles nuestra confianza, consejo, apoyo e información.

Algunas sugerencias a los padres

  • Escúchelos atentamente. Esta actitud resulta muy valiosa para los hijos, tanto adolescentes como niños; haga que ellos puedan percibir que sus intereses y experiencias son importantes para sus padres, sin duda, esto es trascendental para generar un vínculo de confianza.
  • Otorgue oportunidades para dialogar. Recuerde que los adolescentes no se caracterizan por sus destrezas en la comunicación, y que, generalmente, se resisten a las pláticas “prolongadas y planificadas”. Por ello, es importante realizar actividades, en las que compartan espacios y tiempos, y puedan dialogar sobre sus experiencias mutuamente. Por ejemplo, en el almuerzo, en el auto camino al colegio, mientras van de compras, etc.
  • Evite cuestionar y/o criticar. Para los adolescentes, la privacidad es un aspecto vital en sus vidas; así que el que nos permitan conocer “su mundo” es una tarea complicada; pero cuando lo hagan debe ser un momento atesorado, se debe brindar orientación e interés; no debe haber censura ni humillación ni dejadez; no hay que perder la calma, ellos ya saben que se equivocaron; por eso buscan apoyo, comprensión y consejo.
  • Evite reacciones exageradas. Tenga en cuenta que aquellos que temen que se les reprenda o castigue, pueden ocultar la verdad o evitar hablar sobre ciertos temas de importancia; mientras que los niños y/o adolescentes que saben que pueden hablar con sus padres, sin provocar una reacción de alarma, son más comunicativos, por lo que estarán más preparados para expresarse en situaciones difíciles.
  • Respete sus opiniones. Permítale a su hijo adolescente expresar sus ideas y escuche con atención sus puntos de vista, y si considera que está equivocado y necesita que se le oriente, puede comenzar valorando sus conclusiones y añadiendo su punto de vista como padre, por ejemplo: “Entiendo tus razones, y creo que también podrías pensar en…”. Esto facilitará que se sienta en confianza de poder expresar sus pensamientos y sentimientos, sabiendo que no será juzgado o censurado por lo que exprese.
  • Acéptelos plenamente. Los hijos pueden tener características que no nos agraden, o que difieren de nuestras expectativas; sin embargo, son circunstancias que ellos no pueden cambiar, en vez de esperar que ellos sean o se conviertan en la imagen ideal que tenemos, resulta trascendental aceptar lo que ellos son. Si las personas más importantes y cercanas en nuestras vidas, como son las que forman parte de nuestra familia, nos tratan con rechazo, ¿qué podemos esperar del resto del mundo? Recuerde que ante las dificultades de los adolescentes, la aceptación verdadera en la familia es vital para que se forje en ellos la confianza y la autoestima.
  • Tenga en cuenta que, como padres, la mejor forma para proteger y ayudar a sus hijos es enseñándoles a protegerse y ayudarse a sí mismos. Por tanto, anímelos a pensar con calma y a analizar las eventualidades para encontrar soluciones razonables, y fomente su independencia, dándoles en el momento oportuno su espacio vital y permitiéndoles que se desenvuelvan solos.
  • Recuerde que aprender a tomar decisiones forma parte del proceso de crecimiento y maduración. Por ello, los hijos deben aprender a considerar qué es lo que debe hacerse o no, en lugar de solamente seguir y hacer lo que se le dice.

IMG_1569

Fuente: colgadodelalectura.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: